fbpx

Actualizado el 24 May, 2024 | Publicado el 28 Nov, 2015

Discuto con mi pareja por su familia

Aquí tienes una de las quejas que oigo más a menudo, no solo en la consulta sino también en el tren o en conversaciones con compañeros y amigos de distintos entornos.

¡No aguanto a la familia de mi pareja! ¡Mi marido no me defiende ante su familia! La relación con la familia política es de las más complejas que podemos establecer.

,¿Por qué no soporto a la familia de mi pareja?

Existen familias en las que las relaciones con suegros, cuñados, primos etc. es estupenda y enriquecedora. Pero, en el otro extremo hay muchas otras en las que estas relaciones son motivo de conflicto.

Además, pueden deteriorar mucho la relación y aquí es cuando comienzan los conflictos. A continuación, te muestro algunos ejemplos de las quejas que más escucho en mi consulta:

1. Su familia es más importante que yo

Tienes la sensación de que para tu pareja su familia es más importante que tú. Para que lo veas claro te voy a poner un ejemplo.

Tú ya te has organizado para disfrutar los dos de ese día que podéis estar juntos y tu pareja está de acuerdo. Estáis a punto de empezar a disfrutar de vuestros planes.

De repente una llamada de tus suegros u otro familiar desbaratan tus planes en dos segundos. Resulta que necesitan ayuda para mover un mueble, han pensado que os vendrán a hacer una visita esa tarde, etc.

Si esta situación se repite más de una vez comienza los conflictos. Aunque. lo mejor no tienes mala relación con tu familia política, pero no soportas que tome estas decisiones que te afectan sin siquiera consultarte.

Si quieres puedo ayudarte a resolver esta situación te puedo ayudar con mi terapia de familia en Barcelona u online.

 

2. Su familia se mete en todo

La familia de tu pareja se entromete en vuestros asuntos. En el extremo podemos encontrarnos con que la su familia tenga las llaves de tu casa y pueda entrar y salir a su antojo.

Incluso ordenando tu nevera o tu armario para tu desesperación. Hay versiones más moderadas como que tu familia política pueda opinar e incluso presionar para que las decisiones que tomáis como pareja cambien si no les parecen aceptables.

Lo peor en estos casos no es tanto que quieran opinar sino que tu pareja no les pare los pies. O que se deje influir por ellos más de lo que a ti te gustaría. Todo esto evidentemente te lleva a afirmar con claridad «No aguanto a la familia de mi pareja»

3. A su familia no hay quien la entienda

Tu familia política es rara, no entiendes cómo pueden ser así. Tú tienes una idea muy clara de lo que es una familia normal y tu familia política no encaja con esta descripción ni por asomo.

Evidentemente son completamente distintos a tu familia. Porque son muy ruidosos o porque no hablan.  O porque discuten por todo o porque se dan la razón como los tontos.

A lo mejor porque son muy desordenados y sucios. O son tan escrupulosos y ordenados que no sabes donde meterte cuando estás en tu casa.

Sea por lo que sea te parecen una mala influencia para tu pareja y por supuesto para tus hijos. Y no te apetece nada pasar tiempo con ellos porque te ponen de los nervios.

Los motivos de conflicto pueden ser muy variados pero los tres que acabo de mencionar suelen ser los más frecuentes. De hecho el choque se produce entre tu modelo de familia y el modelo de familia que tiene tu pareja. ¿Te suena?

4. Mi pareja no pone límites a su familia

Si sientes que tu pareja sentimal no pone límites a su familia, es probable que te hayas encontrado en situaciones como:

  1. Que tomen decisiones que te implican a ti sin pedir tu opinión.
  2. Que te hagan comentarios que te duelen o te molestan y tu pareja misteriosamente no esté delante o no lo haya oído.
  3. Que le cuentes algo que ha pasado con su familia que te ha dolido y que te diga que relativices, que no te lo tomes mal o que lo ignores cuando es justo lo contrario de lo que necesitas.

5. Mi pareja no me defiende ante su familia

Cuando no terminas de estar cómoda con tu familia política, a menudo es porque no sientes que tu pareja te esté dando tu lugar ante su familia.

Esto suele pasar cuando tu pareja vuelve a su casa y hace más el papel de “hijo” que el papel de hombre adulto, que ha creado su propia familia distinta a su familia de origen.

6. La relación con tu suegra no es buena, un clásico

Hace ya unos meses, preparé este vídeo para las personas que me escribían haciendo consultas sobre el tema. Échale un vistazo porque creo que te va a servir.

¿Cómo mejorar la relación con mi familia política?

La primera pista que te daré no es una creación mía sino que la escuché por primera vez en boca del pediatra Carlos González.

La dijo en una conferencia suya que asistí y realmente es una frase muy contundente: «Hay algo que tus suegros hicieron muy bien». ¿Qué será?

Pues dar vida y educar a la persona que tu has elegido para compartir tu vida y para crear tu familia: tu pareja. Y la verdad es que tiene más razón que un santo.

Aunque no te guste cómo tratan a sus hijos, tu pareja ha salido de ahí y no está tan mal ¿no?

Otra pista que te puede servir es pensar que para tu pareja su familia es muy importante. Igual que la tuya lo es para ti.

No vuelvas a decir «no aguanto a la familia de mi pareja». Tener a tu pareja en contra de tu familia de origen es difícil, duro y muy doloroso.

Que no te gusten no significan que tengas que atacarlos porque este ataque solo conseguirá que tu pareja se ponga a la defensiva. No te servirá para cambiar nada.

Habla de ti, de cómo te sientes con tu pareja, de lo que necesitas o de lo que te gustaría, en lugar de hablar mal de de su familia.

Así tendrás más posibilidades de llegar a un acuerdo. No te cierres en banda e intenta ser tan flexible como te gustaría que tu familia política fuera contigo.

Fact Check:

Para asegurar la exactitud en la información presentada, este texto ha pasado por un proceso de verificación. Además, reviso constantemente el contenido de mi sitio web. Sin embargo, si identificas errores, imprecisiones, información desactualizada, o si el contenido no te resulta confiable, te invito a ponerte en contacto conmigo al correo info@patriciamaguet.com.

por Patricia Maguet Levy

por Patricia Maguet Levy

Licenciada en Psicología por la Facultad de Psicología de la Universidad Autònoma de Barcelona. Especializada en Psicología Clínica reconocida por el Ministerio de Educación. Además, Realicé un master en terapia familiar, enfocándome en los últimos años en la terapia de parejas.

¿Te están ahogando las discusiones constantes con tu pareja?

Si te estás quemando y no puedes más,

NO es necesario que te separes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies