fbpx

Las 5 mentiras sobre la relación de pareja que más te están complicando tu relación

Las 5 mentiras sobre la relación de pareja que más te están complicando tu relación

¿Sabes cuáles son las 5 mentiras sobre la relación de pareja que más pueden estar complicando tu relación en este momento?

Sigue leyendo porque aunque he hablado otras veces sobre los mitos del amor romántico hay muchas otras mentiras sobre la relación que seguramente estás dando por ciertas y que te pueden generar discusiones o una tensión que podrías evitar.

Empecemos.

Mentiras sobre la relación 1: “Esto que siento tiene que significar algo ¿no?”

Las grandes decisiones que tomamos en la vida, tienen más probabilidades de funcionar si las tomamos escuchando tanto a nuestra cabeza como a nuestro corazón.

Nuestras emociones y sentimientos nos aportan información importante pero nuestra razón, también tiene mucho que decir.

¿Qué nos pasa? Generalmente empezamos una relación a partir de la chispa del enamoramiento. Lo que sentimos es tan tan intenso, que tenemos la sensación de que algo así no se puede sentir por cualquier persona.

Por lo tanto, nos parece lo más lógico del mundo que si se ha encendido esa chispa, sea porque hemos encontrado a «nuestra persona en el mundo»

Aquí te voy a frenar para desmentirte.

Lo hago sabiendo que si en estos momento estás en el punto álgido del enamoramiento no me vas a escuchar.

Pero aun así, lo intento.

Solo con el enamoramiento, la atracción o incluso el amor, NO BASTA.

Necesitas algo más, admiración hacia esa persona, compartir valores, mirar al futuro con algunos objetivos en común… son muchos elementos pero necesitas cierta calma para analizarlos y la intensidad a menudo te nubla la visión.

Mentiras sobre la relación 2: “Si me quisieras, harías esto por mi”

Esta es una de las que más escucho en las sesiones de terapia. «Si realmente me quisieras, harías xxx por mi». Puedes sustituir las xx por lo que tú quieres. A veces son demandas razonables y otras veces no lo son en absoluto.

Que alguien te quiera, no le obliga a actuar de una determinada manera.

Por ejemplo porque quizás lo que le estás pidiendo contradice alguno de sus valores, o porque le genera malestar, o porque necesita que pase algo en la relación antes de podértelo ofrecer…

Si necesitas algo de tu pareja y no lo recibes, en lugar de tratar de insistir en pedirlo o en lugar de exigirlo, trata de entender qué pasa.

En lugar de interpretarlo como una falta de amor, puede ser que tenga otra explicación y es necesario encontrarla antes de que llegues a conclusiones que:

  • Pueden no ser ciertas
  • Y además te pueden hacer sufrir.

Por tanto, destierra esta frase de tu vocabulario.

Tercera mentira: “Las parejas que funcionan no discuten”

Si me sigues hace tiempo, imagino que esta creencia ya la habrás abandonado.

Si me acabas de conocer, debes saber que las discusiones, los roces, las diferencias… o llámalas como tú quieras, forman parte de cualquier relación de pareja.

Es imposible estar de acuerdo en todo.

Imposible.

Si estás en una relación y hay sinceridad y transparencia, habrá desacuerdos.

Y estos desacuerdos a veces se resuelven con facilidad y otras veces no.

Esta es una gran verdad que debes interiorizar para desterrar la tercera mentira.

Cuarta mentira: “En una discusión hay que buscar siempre el punto medio”

Buscar el punto medio cuando no hay acuerdo, es una de las estrategias de negociación más populares.

Cuando hablamos de negociar nos viene a la cabeza enseguida el regateo y ese «dividir la diferencia» tan típica de las compras.

Tú me pides 100, yo te ofrezco 50 y vamos regateando hasta llegar al famoso «punto medio».

Así que supuestamente llegados a 75, las dos partes estará satisfechas porque han cedido en la misma medida.

Es una fórmula que te puede servir para regatear el precio de un coche o de un apartamento, pero no te sirve para tu relación de pareja.

Por qué, porque en una negociación con un vendedor, la otra persona y sus intereses no te importan.

En cambio cuando negocias con tu pareja estás negociando con alguien que te importa ¿es así o no?

Además, cómo puedes buscar el punto a medio a diferencias como:

  • No soporto a tu madre
  • No quiero salir con tus amigos
  • No puedo vivir con este desorden…

Enfín, que no. Que buscar el punto medio no te va a sacar de muchos apuros en tu relación.

Quinta mentira: “Si tú cambiaras, se arreglaría todo”

Esta también es de las grandes. «Si tú cambiaras, se arreglaría todo»

Que traducido a un lenguaje más comprensible significa «la culpa de todos nuestros males la tienes tú».

Y como lo tengo tan claro, no me planteo si yo tengo algo que ver con lo que pasa.

Me paro a esperar que seas tú quien se ponga en marcha para cambiar.

Este planteamiento contradice una de las «verdades» que dice que dos no xxx (pon aquí lo que quieras) si uno no quiere.

Así que como estrategia no es buena y como creencia te puede generar una gran impotencia y frustración así que también te recomiendo que la abandones.

¿Qué otras mentiras sobre el amor crees que nos estamos creyendo y nos hacen daño?

Déjalas aquí debajo en los comentarios y así podré hablar de ellas también.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies