¿Conoces los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman? John Gottman es un psicólogo y matemático que ha estudiado las relaciones de pareja desde hace más de 30 años. En su laboratorio del amor y en parte junto a su esposa la psicóloga Julie Gottman, ha estudiado a cientos de parejas de distintas edades, procedencias, religiones… Sus investigaciones le han llevado a ser capaz de predecir con una precisión del 94%, si una pareja terminará o no en divorcio. Los 4 jinetes del apocalipsis de Gottman forman parte de los indicadores que tanto él como su equipo, utilizan para determinar el futuro de una relación. ¿Los conocías? Si no es así, te voy a contar con detalle qué son y sobretodo cuáles son las alternativas más sanas para tu relación de pareja.

Los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman predicen el futuro de tu relación

los-cuatro-jinetes-del-apocalipsis-de-gottman
En este post te hablaré de
    Add a header to begin generating the table of contents

    Los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman

    1. La crítica

    El primero de los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman es la crítica. ¿A qué se refiere Gottman cuando habla de crítica? Pues al hecho de describir un problema como un defecto se refiere a la crítica como aquello en la personalidad de tu pareja. En cambio no incluye un comentario o una queja que es algo que sí puedes plantear sin riesgo. Fíjate en este ejemplo:

    Los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman predicen el futuro de tu relación 1

    En la primera frase lo que expresas es que el problema es tu pareja y además le acusas de no tener remedio. En la segunda señalas el verdadero  problema que es que tu pareja no ha cumplido con algo que se había comprometido a hacer. 

    La alternativa a la crítica

    Si te paras a pensar en la última vez que has recibido una crítica, estarás de acuerdo conmigo en que no es nada fácil de escuchar. Parecería que nuestro cerebro cuando recibe un ataque reacciona espontáneamente contraatacándo o hundiéndose.

    Por eso es tan importante que plantees tus comentarios y quejas de la forma menos agresiva y más amigable posible. Será la mejor forma de garantizar que tu pareja la pueda escuchar y que os permita hablar del tema de una forma constructiva. Habla de ti, de lo que tú necesitas y expresa tus demandas en positivo. 

    2. El desprecio

    El segundo de los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman es el desprecio. El desprecio incluye tanto el sarcasmo como el escepticismo o los insultos.

    Pero el desprecio también se puede expresar de forma no verbal ¿cómo? resoplando, burlándote de tu pareja, poniendo los ojos en blanco o lanzando una mirada asesina.

    El desprecio, tome la forma que tome, es muy negativo para la relación porque la va envenenando y no favorece para nada la reconciliación sino que aumenta el conflicto.

    el desprecio

    Si alguna vez has conseguido que tu pareja esté más receptiva usando el desprecio, poniéndote por encima, cuéntamelo en los comentarios. Yo no te lo recomiendo en absoluto ni con tu pareja, ni con tu familia ni con nadie a quien aprecies. 

    La alternativa al desprecio

    Con el segundo de los cuatro jinetes de la apocalipsis de Gottman, lo que estás transmitiendo es que tú estás por encima de tu pareja: eres mejor, más inteligente, más amable, más lo que sea. Se suele expresar no verbalmente con esa elevación característica de la comisura del labio izquierdo. El desprecio es tan dañino que incluso existen estudios que lo vinculan a un mayor número de enfermedades infecciosas y es además el mejor predictor único de divorcio en parejas heterosexuales o de ruptura en parejas homosexuales. 

    Ya ves que no te puedes tomar el desprecio en broma. El mejor antídoto para el desprecio tiene 3 patas: un planteamiento del tema suave, una descripción de cómo te sientes y una dosis de valoración hacia tu pareja:

    3. La postura defensiva

    El tercero de los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman es la postura defensiva  o lo que es lo mismo, ponerse a la defensiva.

    Tu pareja te plantea algo que le ha molestado, algo que le hizo sentirse mal, algo que no le gusta de ti… Y lo que sucede a continuación es que en lugar de seguir escuchando o en lugar de tratar de entender por qué tu pareja se sintió así, sientes que te está atacando y reaccionas.

    La postura defensiva no deja de ser una forma de protegerte, de defender tu inocencia o de demostrar que tu pareja se equivoca.

    ponerse a la defensiva

    La alternativa a ponerte a la defensiva

    La mejor alternativa a ponerte a la defensiva es, asumir tu parte de responsabilidad en el tema que te está planteando tu pareja. Por ejemplo a tu pareja le puede haber sentado mal que la avisaras a última hora de que no ibas a ir a cenar. Tú te puedes defender diciendo que no fue culpa tuya, que no hay para tanto, que ella también lo ha hecho alguna vez… O puedes optar por el antídoto: 

    4. La postura evasiva

    El cuarto de los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman es la postura evasiva. Por postura evasiva, Gottman se refiere a “tirar la toalla”, a retirarse totalmente de la discusión y a dejar de responder

    Puedes quedarte en silencio, puedes mostrarte inexpresivx como si lo que pasara no fuera contigo, puede parecer que “pasas de todo” mientras tu pareja sigue enfadadx y tratando de discutir.  

    Pero a diferencia de lo que aparentas, la situación que estás viviendo te sobrepasa. En palabras de Gottman estás “inundadx” emocionalmente, superadx por la situación. Si pudiéramos tomarte las constantes vitales en ese momento, seguramente observaríamos que tu corazón trota al galope, que tu tensión arterial ha subido, que hay tensión en tus músculos… Las hormonas de tu cuerpo relacionadas con el estrés aumentan y seguramente solo puedes pensar en huir.

    Tu pareja, que no tiene ni idea de la tormenta que se ha desencadenado en tu interior, seguramente se está sintiendo impotente al ver cómo te cierras, enmudeces y te retiras de la situación. ¿Te suena toda esto? Si es así, la postura evasiva forma parte de tu reacción ante la tensión emocional. 

    La alternativa a la postura evasiva

    Ya has visto que la postura evasiva despierta una gran respuesta a nivel corporal. La mejor forma de evitar que llegues a sentir que te sobrepasa la situación, es que aprendas cómo sentir que te estás empezando a alterar antes de que sea demasiado tarde. 

    En cuanto notes que te estás sintiendo desbordadx, es importante que se lo hagas saber a tu pareja

    postura evasiva

    ¿Cuántos de los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman forman parte de tu relación?

    Ahora que ya conoces a los cuatro jinetes del apocalipsis de Gottman ¿los reconoces como parte de tu relación de pareja?

    Si son visitantes esporádicos no deben preocuparte. Discutir no es un predictor de divorcio, al contrario, muchas veces es una señal de que la relación está viva. Pero si los cuatro jinetes parece que ya forman parte de vuestra vida, ha llegado la hora de aprender a domarlos.

    Si no podéis lograrlo por vuestra cuenta, pedir ayuda es un muy buen plan

    Y si te estás planteando empezar una terapia de pareja

    Puedes pedir vuestra primera visita gratuita en pareja. Esta sesión es muy importante porque vamos a lograr 3 cosas : 

    Déjame decirte que el 80% de las parejas que siguen mi programamejoran notablemente su situación

    Haciendo clic en el botón darás el primer paso para dejar atrás las discusiones, la incomprensión, la angustia, el desánimo, la infelicidad …

    ¿Te apetece seguir leyendo?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Ir arriba